¿Sabías que tus pies pueden crecer durante el embarazo?

embarazo

10 datos curiosos que no conocías sobre el embarazo.

  1. Los pies pueden crecer durante el embarazo. La razón de que los pies de las embarazadas crezcan es la relaxina, la cual, al igual que ayuda a la pelvis a abrirse, hace que el resto de ligamentos sean también más elásticos y ahí es donde entra el pie de la embarazada. Al haber más elasticidad, los arcos de los pies se aplanan ligeramente (con ayuda del aumento de peso) y por esta razón el pie es algo más grande.

  2. Las contracciones no terminan con el parto, en comparación con las verdaderas contracciones del parto, estas son mucho más débiles y se parecen más bien a un dolor menstrual intenso. Al dar el pecho al bebé, puedes llegar a sentir contracciones en el útero. También a causa de los efectos de la oxitocina, varios días después del parto seguirás sintiendo estas contracciones de forma aislada.

  3. Los bebés dentro del útero materno son capaces de realizar acciones tan sorprendentes como chuparse el dedo, bostezar, tener hipo, rotar sobre sí mismo o soñar.

  4. Una mujer puede quedarse embarazada cuando ya lo está de pocas semanas, se conoce como superfetación y aunque no es muy común, puede suceder.

  5. Un estrés excesivo de la madre en el embarazo o vivir una experiencia muy intensa pueden afectar a la personalidad del bebé, que puede tener déficit de atención, ansiedad o ser más inquieto.

  6. El calostro puede aparecer ya durante el embarazo, es decir, los pechos pueden comenzar a generar una secreción amarillenta antes de que el bebé nazca.

  7. Las náuseas pueden determinar el sexo del bebé: algunos estudios han recogido un curioso resultado que dice que las mujeres que padecen náuseas intensas en el embarazo tienen niñas.



  8. El sentido del olfato se desarrolla especialmente, los olores se perciben de forma mucho más intensa que en otras etapas, de tal manera, que muchas embarazadas no aceptan bien siquiera el perfume.

  9. Durante el embarazo el cabello suele lucir mejor que nunca: vigoroso, con volumen, fuerza y mucho brillo. Sin embargo, semanas después del parto puede perder este esplendor y comenzar a caerse.

  10. Seis semanas después de la fecundación, ya se puede comprobar a través de una ecografía, como el corazón del bebé late rápidamente.

 

Fuente: Guia Infantil

 


Publicación más antigua Publicación más reciente


  • mANUVPJqWbniCKl en

    MFXGZTHvSn

  • zakxgmYQOtqCwco en

    LWCUPqTvVzxXGl

  • PSfzKphmyvCFQ en

    XpzfgyUlcNvh

  • cTqQUjuSIxR en

    woJBxjZOyCvfqnr


Dejar un comentario

//cdn.shopify.com/s/files/1/1679/7881/t/9/assets/.txt?928