10 Razones por las que amabas estar embazarada

embarazo mamá

Obviamente estar embarazada es algo inigualable, nada se compara con la sensación de traer vida al mundo, pero había otras pequeñas cosas que lo hacían especial, y que tras el parto echas un poco de menos, desde algunas atenciones por parte de los otros hasta nuevos hábitos por ti y tu pareja. Recordemos algunos de ellos.

Razones para estar embarazada 

La amabilidad de algunas personas

De pronto la gente me sonreía sólo con verme. O me abrían la puerta, como si fuera alguien importante. O cuando en la oficina, ante mi evidente cansancio, me sugerían irme a casa a terminar el trabajo. Desafortunadamente, no todos son así de amables con una mujer embarazada.

 

Hacer algunas cosas por última vez en algún tiempo

Parece extraño, pero existe una pequeña emoción en saber que la cena en ese restaurante o una ida al cine a ver el último estreno será la última vez que lo hagas, cuando menos por un tiempo. Por delante queda la cuarentena, y luego incontables noches en casa. Al final, sabes que valdrá la pena.

 

La emoción recién desarrollada por los artículos para bebé

De pronto descubres que los artículos para bebé te despiertan una emoción que antes solo lo hacían otras cosa. ¿Y qué decir de mi marido analizando las propiedades de una cuna con la misma atención con qué antes veía las especificaciones de una consola de videojuegos?

 

Establecer nuevas amistades

¡Quién lo diría! Buena parte de mi nuevo círculo social está compuesto por mujeres que conocí en un curso prenatal. ¡Hasta tenemos un grupo en WhatsApp!

 

Tener una excusa perfecta para descansar

¿Una siesta a media tarde? Parece buena idea y nadie podrá reclamarme nada mientras no interfiera con mi vida profesional. ¿Decirles que vas a quedarte en casa? ¿Quién puede decirte que no?

 

…Y para los antojos

Aunque sabes que no es aconsejable cambiar tu dieta pretextando que ahora son dos, el embarazo en una excusa ideal para poder saciar tus antojos. Un pastel de chocolate a las diez de la noche a mitad de semana ahora no parece tan extraño.

 

Planear hacia futuro 

Primero el parto, luego el día en que entre a la guardería, sus festivales escolares, las vacaciones familiares; después, sus clases extraescolares, la primera vez que me presente a una pareja, su primer auto. Y así, hasta pensar en una boda, y luego tal vez en los nietos y…

 Lee también: 13 Cosas que toda embarazada odia que le digan

Membresía en una hermandad especial

Vas por la calle y de pronto te cruzas con otra mujer embarazada o una mamá con un recién nacido. Se sonríen como si tuvieran un secreto que nadie más sabe. Sí, es una de las nuestras.

 

Sentir y platicar con tu bebé

Descubrir un nuevo pasatiempo que básicamente consiste en acostarte y sentir a tu pequeño, o hablarle y esperar a que reaccione. Esa pequeña patada que te hace sentir tan bien.

 

Saber que tantos años de regla valieron la pena

Cuántas veces no maldije los cólicos o la incomodidad que me producía. Y sin embargo descubres que finalmente valió la pena y que nada se compara con estar esperando a tu pequeño.

Fuente: Parents


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario