Beneficios de nadar durante el embarazo

embarazo ventajas

Nadar es una de las formas más seguras de ejercitarte durante el embarazo. Al tratarse de un ejercicio aeróbico, este fortalece a tu corazón, ayuda a la circulación y aumenta los niveles de oxígeno en la sangre, lo cual te ayuda a ti y tu pequeño. Te decimos a continuación otros beneficios para que la pongas en práctica:

Beneficios

  • Hace trabajar los músculos de los brazos y piernas.
  • Tiene un bajo impacto en tu cuerpo. El agua evita el sobrecalentamiento y previene de lesiones en las articulaciones o ligamentos, además de que el nadar te hace experimentar una sensación de ingravidez a pesar del aumento de peso por el embarazo.
  • Contrarresta el aumento de la tensión en la espalda y el vientre. El embarazo puede provocar que la columna u hombros se desalineen; la natación ayuda a fortalecer los músculos y compensar esa tendencia.
  • Ayuda a mantener el peso dentro de un rango saludable.
  • El agua alivia la hinchazón en los brazos y piernas.

  

Lee también: 9 Cosas que no debes de hacer durante el embarazo

Algunos consejos

Procura nadar alrededor de 20 ó 30 minutos varias veces por semana. Si acostumbrabas nadar regularmente antes de estar embarazada, tu rutina debería poder continuar sin muchos cambios, solo procura prestar atención a las señales de tu cuerpo para bajar el ritmo o dejar de hacer la actividad que estás haciendo.

Si no lo hacías, probablemente sea recomendable que antes consultes con tu médico la viabilidad de hacerlo. Comienza poco a poco y asegúrate de calentar adecuadamente, así como mantenerte hidratada.  

Durante el primer trimestre, nadar por la mañana puede ayudarte a prevenir las náusea y a proporcionarte energía para el resto del día. Conforme avance tu embarazo verás que no necesariamente reducirás toda la actividad y solo deberás prestar atención a ciertas situaciones.

Por ejemplo, probablemente debas comprar un traje adecuado para tu vientre, dedicar un tiempo a caminar en la alberca para aliviar el dolor muscular o prestar especial atención al momento de salir de la piscina para no sufrir ningún accidente.

Fuente: Baby Center


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario